fbpx
artículo mujeres cerveceras

Del bagazo a hongos comestibles

-

Ronith Navarrete, Coordinadora de Mujeres Catadoras de Cerveza (MCC) en San Luis Potosí, comparte información interesante sobre su pasión: los hongos, y tiene que ver con el bagazo de la malta y la alimentación.

¡Nos encanta aprender más!

Sacándole provecho al bagazo

¿Quién dijo que el bagazo de la malta sirve solamente para alimentar al ganado “solo porque sí” o hacer galletitas? Y eso en el mejor de los casos, si no es que termina como simple desecho de las cervecerías.

Existe una oportunidad reciente para el bagazo que los cerveceros más ambiciosos podrían implementar como una extensión de negocio o para auto consumo, ya que es más que bien sabido que los hongos comestibles tienen propiedades proteicas de excelente calidad, y el bagazo podría resultar el sustrato natural que necesitan para nacer.

El bagazo, por sus calidades nutricionales y químicas, es un excelente sustrato para los hongos comestibles, y aún después de haber sido utilizado como sustrato para hongos, su destino final como alimento para ganado, aumenta su valor nutricional por las modificaciones químicas y estructurales, añadiendo las proteínas propias de los hongos a dicho alimento.

El bagazo de la malta podría ser utilizado como sustrato para cultivar hongos comestibles

La ciencia lo dice

Hay diferentes estudios relacionados al tema, y es que la opción sustentable para cultivar hongos comestibles con los desechos agrícolas, está cada vez más en boga.

Aprovechar el bagazo para el cultivo de hongos comestibles, podría ser una nueva oportunidad de negocio

Un ejemplo es el estudio mencionado en Research Gate, que analizó el crecimiento micelial y la obtención de fructificación de tres especies de hongos comestibles: orejas blancas, Pleurotus ostreatus, shiitake japonés, Lentinus edodes y strofaria gigante, Stropharia rugosoannulata, en 20 diversos substratos provenientes de desechos agrícolas. Los micelios fueron inoculados en frascos de vidrio donde se mezclaron y esterilizaron los componentes de los substratos, evaluándose el crecimiento micelial dos o tres veces para cada especie. Todos los substratos ensayados fueron apropiados a la fructificación en orejas blancas, mientras que shiitake japonés prefiere mezclas de paja o cáscara de arroz con tusa de maíz, bagazo de caña de azúcar, fibra de coco y desechos de café colado. En el caso de strofaria gigante, la fructificación sólo se obtuvo en substratos con paja de arroz, cáscara de arroz y tusa de maíz. Los resultados del trabajo demuestran la factibilidad del cultivo de hongos comestibles de interés comercial utilizando desechos industriales ricos en celulosa lignocelulosa, lo cual puede permitir su aprovechamiento en la alimentación humana y animal, entonces nos preguntamos ¿sería posible realizar un estudio serio sobre el bagazo de malta y el cultivo de hongos comestibles? ¡Estaría muy interesante!

VER MÁS DE:
PUBLICACIONES RELACIONADAS

DÉJANOS UN COMENTARIO

error: ¡Contenido protegido!
X
X